Cambios

Liderazgo en tiempos de cambio

Liderazgo en tiempos de cambio 1600 900 BePeople - Consulting

A raíz de la crisis que hemos estado viviendo en el último tiempo, han surgido muchos cambios para los que, aparentemente, no estábamos totalmente preparados. Pero, es en estos momentos donde el liderazgo debe ocupar un rol fundamental, tanto para contener la situación, como para generar estrategias de trabajo colaborativo que ayuden al equipo u organización a gestionar esta transición hacia el futuro. Si quieres saber cómo ejercer liderazgo en momentos de incertidumbre, continúa leyendo esta nota.

Por BePeople Consulting

¿Qué es el liderazgo?

Mucho se ha estudiado en el pasado y seguirá escribiéndose en un futuro, sobre las definiciones y modelos de Liderazgo. Rallph M. Stogdill señala que: “existen casi tantas definiciones del liderazgo como personas que han tratado de definir el concepto”.

Para profundizar un poco más, detallamos algunas definiciones:

  • El liderazgo es influencia. (John Maxwell).
  • El liderazgo implica aprender a moldear el futuro. Existe el liderazgo cuando las personas dejan de ser víctimas de las circunstancias y participan activamente en la creación de nuevas circunstancias. (Peter Senge).
  • El líder es la persona que produce el cambio más efectivo en el rendimiento de un grupo. (Cattell).
  • El liderazgo es una oportunidad de servir, no de lucirse. (Donald Walters)

Según Ignacio Fernández, autor Chileno de libros como: GPS interior, Felicidad Organizacional y Liderazgo Efectivo para equipos de Alto Desempeño (LEAD, junto a Rodrigo Zambrano), la necesidad de desarrollar un estilo de liderazgo FIRME en el rol (qué) y CERCANO en la relación (cómo), donde la tarea principal del Líder, es estar al servicio del propósito compartido del equipo, creyendo en las personas y generando un ambiente de confianza y colaboración.

Sin duda, el liderazgo es algo más bien de actitud que de ciencias exactas. Por lo mismo, según la personalidad de cada líder, habrá diferentes estilos. Algunos más organizados, otros más inspiradores. Algunos con foco en la tarea y resultados, otros con más énfasis en la relación, lo importante será ir desarrollando y equilibrando nuevas capacidades  en tiempo de cambio y en pos del logro de los objetivos de cada organización.

Los gerentes ayudan a las personas a verse como son. Los líderes ayudan a las personas a verse mejor de lo que son. Jim Rohn

Competencias de un líder en tiempos de cambio

Es muy importante destacar, que frente a los cambios, los líderes deben adquirir nuevas capacidades para gestionar equipos en un contexto de digitalización. Más abajo te mostramos algunas de ellas. Cada una de estas habilidades, tienen conexión con las otras.

Adaptabilidad al cambio: Es la capacidad que tenemos de cambiar y de saber encajar en circunstancias inesperadas o nuevas.

Integridad: Es la forma en la que hacemos que las palabras, acciones y pensamientos sean congruentes entre lo que uno dice y lo que hace.  La integridad comprende ser coherentes y comportarnos de acuerdo a nuestras creencias y valores.

Pensamiento crítico: Es la facultad de analizar, evaluar, aplicar el razonamiento, la observación, la experiencia y la reflexión al momento de tomar decisiones. 

Inteligencia Emocional: Es la habilidad psicológica que implica sentimiento, entendimiento, control y modificación de las emociones propias y de otras personas.

Colaboración: Tiene que ver con el trabajo en conjunto que podemos hacer con otras personas para lograr objetivos en común. 

Comunicación efectiva (feedback): Se entiende esta capacidad como la manera que tenemos para transmitir un mensaje. La idea es que sea de forma entendible y clara para que el receptor capte lo que se le quiere transmitir. Desarrollar conversaciones de feedback de manera sistemática e idealmente en 360º (jefaturas, pares, equipos, clientes), potenciará el autoconocimiento y la capacidad de influencia del líder en tiempos de cambio.

Aprendizaje: Es la manera en la que adquirimos conocimiento. Puede ser a través de experiencias, estudios formales o entrenamientos autogestionados.

El liderazgo es colaborativo

El ejercicio del liderazgo es una capacidad colectiva que se ejerce en equipo. La lógica que “todo depende del líder” inhibe las fortalezas colectivas, dificulta la creación de valor compartido, reprime la participación, el empoderamiento y el compromiso, y no capitaliza la inteligencia colectiva en productos, servicios y procesos innovadores y diferenciadores.

Ignacio Fernández en entrevista con GBS Recursos Humanos https://www.gbsrecursoshumanos.com/blog/liderazgo-redarquico-una-nueva-forma-de-liderar/

A diferencia de los estilos de liderazgo basados en el rol y la autoridad,  el liderazgo colaborativo se ejerce desde la confianza y credibilidad que podamos entregarle a nuestro equipo u organización. No tiene que ver con “nuestro cargo de jerarquía” en  una organización, sino con nuestra proactividad dentro de ella. Esto último es la esencia del liderazgo colaborativo.

Los nuevos modelos de funcionamiento organizacional se basan, cada vez más, en la creación de redes poco formales, la colaboración en conjunto y los ecosistemas de producción que traspasan las fronteras de la organización. El liderazgo tiene que ir más allá, y persuadir a los demás  para construir valor en comunidad, es parte sustancial para cualquier colaboración efectiva.

Redarquía ¿De qué trata? (José Cabrera)

La Redarquía constituye un nuevo paradigma que fija un camino activo para construir organizaciones del futuro. Es una nueva estructura organizativa que está pensada para este mundo más interconectado, cruzado por la innovación, la colaboración basada en la confianza y el valor añadido de las personas.

Este modelo complementa las estructuras organizativas heredadas del pasado, proporcionando un enfoque sistemático para mantenernos competitivos cuando el cambio es variable  y el futuro es cada vez más incierto.

Esta “nueva realidad”, donde la colaboración es protagonista, se nos brinda la posibilidad de crear organizaciones dinámicas y flexibles, donde podamos mostrar nuestras mejores capacidades y crear valor económico y social de forma continua. 

Ante los cambios que enfrenta el ámbito profesional, la redarquía es una excelente  alternativa para tomar decisiones y autogestionarse. Es un modelo en el que todas las personas trabajan  por objetivos comunes, sin excepciones.

En conclusión, un líder en los tiempos actuales y futuros, necesita cuestionar su propio sistema de creencias, buscando inspirar, motivar y conducir al grupo con actitud positiva y confianza, gestionando su rol centrado en la colaboración y desarrollo del equipo, y no desde la autoridad y jerarquía clásica de su posición.